Biólogos por un día

Continuamos con nuestro “proyecto bichos”, nunca imaginé que iba a dar tanto de sí y que nos íbamos a sumergir tanto en este curioso mundo.

Empezó siendo un plan para hacer ciertas actividades en casa, pero está proporcionándonos un montón de ideas y propuestas muy interesantes. Inés y Pedro están fascinados con todo esto y yo, que nunca me gustó ir al colegio, también, estoy aprendiendo más que en todos los años de EGB (buff que mayor soy).

Porque en nuestro proyecto inicial, ya nos planteábamos hacer alguna excursión o visita relacionada con el mundo de los insectos, estamos viendo que se abre una ventana a una serie de aprendizajes con muchas posibilidades y que pueden englobar muchos conceptos pedagógicos muy valiosos.

LA IDEA

Hace tiempo que conocí a una profesora maravillosa, daba clase de infantil y lo poco que hablé con ella me marcó muchísimo. Me contó un día que en clase individualizaba mucho los contenidos que aprendía cada alumno (algo muy importante). A una niña le encantaban los osos y hasta llamaron a la universidad para pedir información.

Entonces, se nos ocurrió llamar a la Facultad de Biología de Oviedo para saber si podían enseñarnos algún ejemplar de mariposas. El primer contacto ya fue muy positivo, nos invitaron a ir cuando quisiéramos, no teníamos ni que avisar y nos enseñarían lo que tenían por allí.

LA AVENTURA

Sin pensarlo dos veces, una mañana, fuimos a Oviedo. No os voy a negar que iba un poco nerviosa, Inés y Pedro son muy pequeños. Pedro, con dos años, es inquieto y no sabía como resultaría nuestro experimento.

Nada más llegar nos recibieron con mucha alegría, para ellos era muy curioso que, dos niños tan pequeños, fueran de visita. Allí estaba Charo, técnico de laboratorio, nos empezó a enseñar todo lo que tenían expuesto. Estábamos los tres boquiabiertos solo viendo la cantidad de ejemplares de insectos, otros animales y diferentes conchas marinas que tenían en el hall. Solo por eso ya hubiera valido la pena la visita.

Charo, fue muy cariñosa con los peques, nos enseñó un gabinete dónde tenían más ejemplares, un urogallo, una serpiente, estrellas de mar... había tantas cosas, parecía un museo antiguo…

Pudimos bajar al laboratorio, nos comentaba que era un laboratorio donde daban clase, un laboratorio DE VERDAD, con microscopios DE VERDAD, y muchísimos ejemplares de mariposas DE VERDAD. Pudimos reconocer algunos, y ahí pude comprobar todo lo que estábamos aprendiendo.

Allí estaban Inés y Pedro, biólogos por un día, Inés superatenta, haciendo fotos de todo lo que veía. Pedro, que es puro fuego, superconcentrado, disfrutando a tope de la visita, charlando con la gente como si fuera uno más y hasta diciendo el nombre de la mariposa Macaon cuando la vió. (Me tapo la boca, jejeje)

UNA CLASE IMPROVISADA

La visita estaba dando mucho más de sí de lo que pensábamos, gracias a la amabilidad y la paciencia de Charo. Cuando ya nos íbamos a despedir, nos encontramos a Irene, una chica que estaba investigando para su tesis doctoral que trataba de la regeneración de la cola de las lagartijas; y a Nuria que había sido catedrática. Pues así, sin más, nos llevaron otra vez a ver el gabinete de muestras de animales y nos dieron una pequeña clase con explicaciones sobre los ejemplares tenían. Explicaciones perfectamente adaptadas a Inés y a Pedro, y me encantó como nos contaron todo.

Imaginaros a Inés y a Pedro, estaban alucinando con todo, no era para menos. Entonces les dijeron ¿Queréis ver una serpiente? Ver sus caras entre curiosidad y un poquito de miedo, pero felicidad total por descubrir algo nuevo, no tuvo precio.

Irene, que se veía que le encantaban los niños, les explicó lo que le pasaba a las lagartijas cuando les tocabas la cola, les dejó ver muestras de lagartijas, sus huevos, fetos... estaban con una investigadora real, en un laboratorio real de una universidad, no todos los día se tiene la suerte de ver algo así.

Nuestro broche de oro a la visita fue ver y tocar una serpiente que Irene tenía en el laboratorio. Creo que las imágenes hablan por si solas de la ilusión que les hizo toda esta experiencia y de lo atentos que estaban.

CONCLUSIONES

Nuestro experimento resultó un éxito. El trato que recibimos fue inmejorable, queremos agradecer todo esto a Charo, Nuria e Irene, que se ofrecieron a enseñarnos todos estos aspectos del área de zoología de la Universidad de Oviedo.

Me encantó como se dirigían a Inés y a Pedro, con muchísimo cariño y de igual a igual, con mucho respeto y ternura, y eso se nota, y ellos lo notan. Esa mañana eran uno más.

Con esta experiencia iniciamos una nueva forma de abordar los pequeños proyectos que llevaremos a cabo.

  • Queremos combinar lo que hacemos en casa con salidas para ver profesiones y aspectos de la vida real relacionados con lo que vayamos aprendiendo.
  • Para que vean la conexión entre lo que sería estudiar y el mundo real, para que no haya barreras entre fuera y dentro del colegio.
  • Creemos que es muy positivo que conozcan gente que tenga pasión por lo que hace, porque es una cualidad muy importante para desarrollar de cara a la vida adulta.
  • Que desarrollen su curiosidad y sus ganas de aprender y apasionarse por las cosas, cuando se siguen sus intereses y la persona que te enseña te transmite su amor por lo que hace, todo esto va rodado. Algo que pudimos comprobar sin lugar a dudas con esta visita.
  • También creo que es bueno que sean conscientes del amplio abanico de posibilidades que puedes encontrar a la hora de elegir que camino seguir en tu vida. (Haremos una serie de visitas a diferentes profesiones relacionadas con el mundo de los insectos en este caso).

Esta es nuestra crónica de nuestras andanazas por el mundo universitario. Si os ha gustado os invitamos a dejar un comentario… que nos hace mucha ilusión leerlos.

Anuncios

El maravilloso mundo de las “Loose Parts” o Piezas Sueltas.

Hoy os voy a contar nuestro último descubrimiento, que ha sido la teoría y la práctica de el concepto de las “loose parts”, o lo que es lo mismo en español, Piezas Sueltas. En cierto modo, ya las habíamos estado utilizando desde hace mucho, pero ahora estaos aprendiendo la teoría y aplicándolo en muchos aspectos.

Pues bien, seguro que muchos ya conocéis todo este movimiento y concepto, pero para los que no, os daremos lo contaremos aquí y a ver si os atrevéis a realizar pruebas y experimentos en casa, en el cole o en el parque.

Loose parts, piezas sueltas
Haciendo trampas con listones de madera

Si eres Marie Kondo o fan y practicante del método Konmari, te aconsejamos dejar de leer. Si por el contrario estas dispuesto a convertir tu jardín en un desguace, empezar a ser un pelín Diógenes con ciertas cosas y que el nuevo catálogo de los juguetes de navidad venga de Leroy Merlin, quédate con nosotros.

COMO DESCUBRIMOS TODO ESTO

Este concepto en cierto modo, siempre estuvo presente en el tipo de juguetes y juegos que les ofreciamos a Inés y Pedro. Nos decantábamos por juguetes no estructurados en la linea de Grimms, Lego, troncos de madera… y cierto es que sabíamos que era el tipo de juguetes que más aprovechaban. Porque también han tenido la oportunidad de otras cosas, en un principio mucho más vistosas, pero que al poco tiempo, quedaban olvidadas en un cajón.

Loose parts piezas sueltas
Mini Mundos, se montan películas dignas de Spielberg

Encontré el libro: The Bacyard play revolution, del autor Jason Runkel Sperling.Realmente fue una autentica revolución. Un libro que da un montón de ideas para aprovechar el jardín de tu casa… pero con materiales del tipo de: neumático, tubos de manguera, piedras, palos, codos de tubería.. (esto son las famosas loose parts). Suena obvio, pero nunca ( a no ser los neumáticos ) se lo hubiera presentado en forma de regalo.

Me parecieron ideas tan buenas, que quise saber más y empece a investigar, y e encontré LA TEORÍA DE LAS PIEZAS SUELTAS DE S.NICHOLSON.

LA TEORÍA

Simon Nicholson, fue un pintor, escultor, arqueólogo y antropólogo. Sus padres eran reconocidos artistas de la pintura y la escultura. Desarrollo una teoría en la que defiende, a grandes rasgos, que todo el mundo puede ser creativo si dispone del número y tipo de variables suficientes que le den pie a crear.

“Cualquier entorno, tanto el grado de inventiva y creatividad como la posibilidad de descubrimiento son directamente proporcionales al número y tipo de variables que haya.” Estás variables en este caso pueden ser desde un palo a una caja de cartón, pasando por bobinas de cable, un largo etc. Piezas sueltas sin ninguna función concreta, pero que a su vez ofrecen posibilidades ilimitadas de juego ¿Cuantas veces habremos visto que un niño juega más con la caja que contenía el juguete que con el juguete en sí? ¿Cuanto no habremos jugado en la playa solo con arena y agua?

Loose parts piezas sueltas
Batería de rock star.

Suena innovador, ¿verdad? pues fue escrito en 1971… hace casi 50 años. En este corto pero revelador escrito, no solo propone que nos guiamos por la creencia errónea de que la creatividad es un don de el que solo unos pocos elegidos pueden disfrutar, también marca pautas de actuación para romper con las barreras de esta creencia.

Pasos como hacer ciudades y entornos que prioricen a los niños, no reducir la zona de juegos a minúsculos parques limitantes, involucrar a los niños en procesos de creación de espacios y planes de acción para llevar todo esto a cabo. Habla también de la metodología del descubrimiento, el niño aprende más rápido y fácil en ambientes donde pueda Experimentar, divertirse y llegar a conclusiones por el mismo.

Para profundizar más sobre el tema, Priscilla Vela, que esta al frente del blog “Mama extraterrestre“, ha escrito un artículo muy interesante y se ha encargado de la labor de traducir la teoría de la piezas sueltas de Nicholson. Desde aquí aprovecho para agradecer este trabajo y os recomiendo visitar su blog, que es muy inspirador.

Loose parts piezas sueltas
Lo que nos puede proporcionar un pequeño paseo por el bosque.

RASTREANDO

También encontré un pdf maravilloso en la página, Inspiring Scotland. Podéis verlo aquí. Es un plan de acción, que abarca desde teoría, hasta como poner el practica en colegios o en parques una filosofía de juego basada en el uso de piezas sueltas y el contacto con la naturaleza. También habla del rol del adulto en el juego y como todo esto contribuye al desarrollo de herramientas para la vida y desarrollo de valores y capacidades.

Por lo que se ve en el Reino Unido se están tomando toda esta teoría muy en serio y aplicando planes de acción para su aplicación en colegios, y no es para menos. Más tiempo al aire libre, juego no estructurado que ofrece posibilidades ilimitadas, desarrollo de la imaginación, cooperación, trabajo en equipo, son solo algunos aspectos de los beneficios que este tipo de juego fomenta. Aspectos muy importantes si queremos llevar a cabo una educación basada en valores.

Hace un par de años fuimos a Londres y estábamos alojados al lado de este parque Lollard Street Adventure Playground. No lo pudios visitar por falta de tiempo y nuestros peques eran demasiado peques. Pero era la representación viva de toda esta teoría. Me sorprendió muchísimo que había gente trabajando en el parque. Es más, hay un nombre para los “monitores” que están al cargo de estas dinámicas: Playworkers, reciben formación y comparten su experiencia para formar a otros, en el arte de dar un paso atrás y dejar hacer, pero sabiendo intervenir cuando es necesario.

En el exterior aumenta la concentración

LA PRÁCTICA

Pues manos a la obra decidios empezar a ofrecerles a Inés y a Pedro piezas sueltas random para jugar. El resultado fue un exitazo absoluto.

Ya estaban acostumbrados a juegos que iban en esta línea. Pero comprobado que si son objetos de la vida real, en vez de juguetes, todavía les emocionan más.

Esto es lo que tenemos fuera de casa:

Neumáticos, los cortamos por la mitad por el tea de drenaje, troncos, ramas, cocinita, cacharritos mil, embudos, tubos, codos, piñas, piedras… etc. Se lo pasaron en grande con listones de madera largos, de los marcos de las puertas. Estamos empezando,así que quedan muchas ideas por llevar a cabo.

Comprobado, en nuestro caso al menos, que con algunas cosas entran en un estado de flow total. Están haciendo algo importante y desarrollando un montón de cualidades realmente importantes para el futuro, pensamiento creativo, resilencia, capacidad de concentración, capacidad de trabajo en equipo…

Esto es lo que tenos dentro:

Palos, rollos papel higiénico, hojas, piezas de otros juegos que ya no utilizan, cristales decorativos de colores, juguetes que son en si piezas sueltas.

También juegan bastante con ello, aunque lo de jugar fuera y las cosas grandes o cosas de la vida real es lo que más triunfa.

Tener una casa con jardín o prao, como decimos en Asturias ayuda, pero no es ni mucho menos indispensable. Hay muchísimas cosas que se pueden hacer dentro de casa. Además, salir a dar un paseo por el bosque o la playa siempre va a ser una experiencia muy rica en cuanto a juego con piezas sueltas se refiere. Miles de palos, piñas, piedras, arena, agua… Nos hemos propuesto pasar más tiempo en contacto con la naturaleza,les hemos propuesto a Inés y Pedro la actividad de buscar tesoros para jugar allí mismo y hasta llevárnoslos a casa. Les hace muchísima ilusión.

Loose parts, piezas sueltas
El famoso arco iris de Grimms, muy buena inversión.

Se que todo esto suena un poco a las frases trilladas de nuestros padres o abuelos de “yo con piedras y palos jugaba”. En cierto modo es cierto, pero aplicándolo desde otro punto de vista. No culpando a los niños por jugar con cosas que, además, nosotros les hemos proporcionado. Si no, desde un punto de vista pensando en el bienestar y desarrollo de todos, pensando en también ser nosotros niños otra vez y jugar también, porque no, con todo lo que nos ofrece este concepto.

Madre mía, me he enrollado mucho, pero es que el tema da para mucha conversación. Os iremos contando como avanza nuestro proyecto. Mientras tanto tenéis abiertas la puerta de nuestra casa para venir a jugar a nuestro “desguace” particular.

Proyecto bichos

Hasta ahora, para hacer actividades en casa, nos guiábamos por lo que les iba interesando, haciendo algunas cosas, preparando visitas o buscando libros. Pero de manera un poco desordenada.

Pero ahora hemos pensado en currárnoslo un poco más y, en base a lo que veamos que les apetece, ir planeando pequeños “proyectos”.

Ojo, que no soy docente, solo soy una madre inquieta con ganas de hacer cosas con los peques, intento aprender todo lo que puedo, pero no pretendo que esto sea una guía ni mucho menos, jejjeje.

Bueno, pues viendo que les interesaba el mundo de los insectos, empezamos el Proyecto Bichos. Nos marcamos unos objetivos que eran:

  • Fomentar la curiosidad: Observar y maravillarnos con lo que tenemos cerca.
  • Fomentar la iniciativa y autonomía: Buscar insectos es algo que pueden hacer fácilmente por su cuenta.
  • Fomentar el respeto: Aprender a respetar la naturaleza y su entorno.

También hicimos actividades que englobaran expresión artística, conciencia fonológica y aproximación a la lectoescritura.

Bueno y después de esta parrafada 🙂 os voy a enseñar un poco todo lo que se nos ocurrió hacer y lo que todavía queda, porque al final todo este mundo es muy interesante y sobre todo ahora que empieza la primavera.

1 MI PRIMER LIBRO DE JARDÍN

Empezamos comprando este libro, tiene varias actividades, con pegatinas, primeros trazos, observación. Un libro precioso, que despierta la curiosidad.

Es de la editorial Vinces Vives Kids.

2. FÓSILES DE INSECTOS.

Esta actividad le gustó un poco más a Pedro, con las primeras miniaturas que nos compramos, hicimos con barro que se seca al aire, fósiles de insectos.

Cuando secan quedan muy chulos y luego les gustaba adivinar a que pertenecía cada una.

3. EL GRAN LIBRO DE LOS BICHOS

Libro de gran formato con ilustraciones muy divertidas. Les llamó mucho la atención y empezó a picarles la curiosidad, es un libro muy vistoso. Lo sacamos de la Biblioteca de Cudillero.

Editorial Juventud

4. MINI MUNDOS

Aprovechando que hemos descubierto el mundo de las Loose Parts, del que os hablaré en el próximo post, emprezamos a hacer propuestas de juego de mini mundos.

Éxito absoluto, no pensaba que les iba a dar tantísimo juego, sobre todo a Pedro.

5. RESCATAR BICHOS

Búsqueda y clasificación de las miniaturas en diferentes materiales, arena kinética, arroz de colores, hacerles una cárcel con cinta aislante…

Esto también nos ha dado muchísimo juego. Luego les ponía una hoja con pegatinas de cada insecto, y tenían que ponerlas en su lugar. Inés también ponía la inicial o el nombre de cada uno en su sitio.

Pidieron repetir la actividad varias veces!!

6. DIBUJAR MARIPOSAS CON ACUARELA.

A Inés lo que más le gustaba sin duda eran las mariposas, pues preparamos actividades en torno a ellas, dibujar, pintar con acuarela, hasta hacer pequeños teatrillos, bailes, etc…

El fin era que pudiese experimentar diferentes maneras de expresión artística y que todos comprendamos la riqueza de no tener que separar “disciplinas” ( o los pequeños juegos que hacemos).

Mariposas en acuarela.
Pintando mariposas en acuarela

7. UN HOTEL PARA BICHOS

He de confesar, que a lo largo del día lo acabó destrozando nuestra perrina Audrey. Pero pasamos una mañana estupenda reuniendo los materiales y haciendo este hotel para bichos.

En el Jardín Botánico de Gijón venden unos ya hechos.

8. BUSCA LA PALABRA

Una amiga que es profesora nos aconsejó que practicásemos ejercicios de conciencia fonológica frente al espejo.

Pues se nos ocurrió hacer una búsqueda de letras en la arena kinética. El objetivo era reunir las letras de la palabra Mariposa. Cada vez que encontraban una letra, venían al espejo y la pronunciábamos, yo hacía de Mago con un gorro… un espectáculo, jajjaja.

Cuando encontraron las letras, Inés fue formando la palabra Mariposa, se ganó unas alas de Mariposa (de un disfraz de hada).

La verdad es que les gustó mucho el juego y pidieron repetirlo más veces.

9. MARIPOSAS PARA LA MESA DE LUZ

Aprovechando que tenemos este maravilloso cajón de luz, pues nos dedicamos a hacer algo para aprovecharlo. Como veíamos que las mariposas tenían tanto tirón, pues hicimos varias mariposas con papel de seda y celofán.

Así también iban viendo que hay muchos tipos de mariposas y se les iba despertando la curiosidad poco a poco ( y a mi, que estoy aprendiendo más con ellos que en el colegio jeje)

10. TARJETAS DE ACUARELA

Empecé a seguir en instagram a varias familiar homeschoolers, que tienen unas cuentas muy bonitas (haré en un post para enseñároslas).

Bueno pues de ahí saqué la idea de hacer tarjetas con los insectos que estábamos viendo. En vez de imprimir y plastificar, me parecía que así quedaban más chulas. No sabía que acogida iban a tener, pero les gustaron, las miran, ponen los insectos encima…

Tarjetas insectos acuarela

11. PALABRAS MÁGICAS

Actividad muy vistosa y fácil de hacer.

Pintamos la palabra Saltamontes y Araña con cera blanca en papel de acuarela y mientras Inés pintaba con acuarela iba descubriendo poco a poco que había escrito.

De momento no sabe leer (ni prisa que tenemos) pero si va uniendo algunas sílabas. El caso es que todo esto sea un juego.

12. CICLO DE LA VIDA DE LA MARIPOSA.

Pues siguiendo la moda mariposa ; ), nos pusimos a investigar su ciclo de vida.

Empezamos viendo algún documental en youtube y les gustó tanto o más que ver un capítulo de dibujos, quedaron fascinados.

Bueno, pues al principio hicimos un puzzle con dibujos. Les llamó mucho la atención lo de la crisálida, y hasta hacían juegos.

Al final nos hicimos con las figuras de Safari ltd, que las compramos en la librería Campoamor. Están jugando muchísimo con ellas.

13. INVENTARIO DE INSECTOS

Enamorada estoy de este libro. Una joya. Con información amena para los peques y completa para los no tan peques, unas ilustraciones preciosas en acuarela. Con aspecto de láminas antiguas, es precioso.

A Inés le ha encantado. Es de la editorial Kalandraka y lo hemos comprado en Trastadas y Más en Avilés.

A mi me resulta un libro muy inspirador y creo que a ellos, al menos a Inés, también.

El otro día por cuenta propia, decidió hacer dibujos de sus mariposas favoritas.

14. INVESTIGACIÓN

Convencida estoy de que los peques copian muchísimo lo que hacemos más que lo que decimos, para bien y para mal.

Bueno, pues si ven que tenemos curiosidad por las cosas, ellos van a desarrollar esa curiosidad por la vida también. Como ya os comentaba que mi paso por el colegio no fue muy productivo y tengo ahora más curiosidad por ciertos temas que tuve durante toda mi vida, pues se lo digo sin más.

A ver este insecto como es, o donde viven, o para preguntas que me hacen y no se la respuesta pues les digo: ¡Vamos a investigar! Pues parece que no, pero les va calando.

Ellos solos el otro día, cogieron uno de los libros de la bilblioteca, las miniaturas de Safari y pasaron un rato “investigando”.

15. BUSQUEDA DE INSECTOS EN EL JARDÍN.

Nada tan sencillo como salir un poco fuera de casa y observar a ver que encontrábamos.

Con esto, un sitio muy familiar puede convertirse en un escenario apasionante. Hicimos unas tarjetas para que fueran pegando pegatinas de los insectos que nos íbamos encontrando.

Otra actividad un poco relacionada con todo esto, fue sentarnos en silencio a ver que animales escuchábamos. Así practicamos estar en calma ( que falta hace muchas veces)

13. ¿QUE COMEN?

Esta fue una actividad improvisada, según empezaron a preguntar que comían los insectos, pues hicimos un minijuego.

Clasificando en carnívoros, herbívoros, u omnívoros.

Pues todo esto es lo que estamos aprovechando el tema de los insectos o los bichos.

También hemos hecho una visita al Jardín Botánico, que os contaremos otro día.

Con este proyecto hemos visto que los peques:

  • Han desarrollado mucha curiosidad por lo que les rodea, ver una mariposa o una hormiga es algo fascinante y que los (nos) tiene entretenidos durante un buen rato.
  • Aunque nuestra prioridad no es que aprendan datos ni mucho menos, están aprendiendo hasta los nombres de diferentes tipos de mariposas.
  • Utilizar lo que aprendemos practicando calma y concentración, para momentos emocionalmente más complicados, sobre todo Inés (nos enseña ella a nosotros)
  • Pedro esta muy emocionado con todas las miniaturas de insectos, ( no se separa de ellas)
  • Por su propia cuenta, utilizan las miniaturas para hacer mini mundos, compararlas con los libros…
  • Iniciativa a la hora de salir a “explorar”. Ayer los pillamos queriendo irse de casa solos, jajajja.

Esperamos que os haya gustado!

Gracias por leerlo.


Hola a todos.

Hoy empezamos esta aventura, una aventura en la que queremos contaros nuestras inquietudes y todo lo que hacemos, compartirlo por si a alguien le puede servir de ayuda, compartirlo simplemente porque nos apetece. 

Soy Sara, me creía una persona tranquila, pero con el tiempo descubrí que era bastante inquieta (que importante es conocerse, jeje). Tengo dos hijos, Inés y Pedro. 

Hasta los 6 años (en un principio) no van a ir al cole. 

Inés ya tiene 4 años, en este tiempo que hemos elegido el “modo hippie” como digo a la gente para ponerle un toque de humor y evitar preguntas incomodas, hemos estado muy a gusto, disfrutando de como aprende de como se interesa por el mundo, siguiendo sus intereses. 

Hace poco que termine de leer el libro de Ken Robinson, Escuelas Creativas. Fue un antes y un después en mi vida. Una increíble inspiración para poder acompañar a mis hijos en estos años en que estaremos en “modo hippie”. 

También se suma que Pedro ya ha dejado la lactancia y puedo dormir : ), factor importante en la vida en general, jajjaja. Al poder dormir, puedo madrugar, puedo buscar más inspiración, formarme, preparar cosas y tener energía para seguir el ritmo de estos dos pequeños tan movidos.

Porque, por una parte, se termina la etapa de cuidar bebes, cosa que me al principio me daba mucha pena y nostalgia, pero llega otra época de disfrutar al lado de dos niños  tan inquietos como yo, y me parece una etapa increíble y quiero compartirlo con el mundo que me rodea.